Caer y levantarse

Julio Cortázar

Julio Cortázar

Nada está perdido si se tiene por fin el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo. (Julio Cortázar)

  1. ¿Qué puede ser más previsible? Todo lo que se alza, inevitablemente cae. Levantarse es la excepción, que no siempre se aprecia como una hazaña grande o pequeña. Caer es la norma que tiende a evaluarse como fracaso, cuando no pasa de ser la regla siempre desafiada, nunca derogada.
  2. Caer y levantarse. No me rendiré tan pronto, me digo con frecuencia. A veces, en nada pienso menos que en rendirme. Otras, lo pienso como una más de las alternativas que a continuación desecho.
  3. Si logras postergar la anunciada caída, caminas.
  4. Caer y levantarse. No es la primera vez que te ocurre. De acuerdo a las probabilidades, tampoco será la última. Esa es tu mayor ventaja, porque te ha pasado antes y sobreviviste, por eso afrontas el desafío de que siga ocurriéndote. No te dejas morir por eso.
  5. Te veo caer y no me importa demasiado. Cuando (no sin sorpresa) reconozco mi indiferencia, descubro que todo me acusa.
  6. Te veo caer y te ayudo a levantarte, sin esperar a que me lo pidas. Tal vez me lo agradezcas, tal vez te moleste mi buena voluntad. Estás en tu derecho. Tengo que estar preparado para apartarme lo antes posible.
  7. Rechazas mi ayuda y de todos modos sigo atento a los primeros pasos que das, porque cualquiera en tu situación estaría confundido y nada le molestaría más que reincidir delante de testigos cuya buena voluntad te ofende.
  8. Los golpes de tus adversarios te encuentran preparado. Los golpes de aquellos en los que confías, te destruyen.

    Condena de Sísifo

    Condena de Sísifo

  9. Quizás no llegues a ninguna parte. Quizás te has propuesto una empresa que no puede ser más vana. Cuando veo la enormidad de tus esfuerzos, tu insistencia en errar, mis generosas objeciones iniciales quedan anuladas.
  10. Si marchas con paso tan firme hacia la perdición, ¿por qué debo impedírtelo? No me lo agradecerás, ni es posible que consiga cambiar tu rumbo. Solo seré un estorbo, enojoso pero fácil de superar. Quieres perderte y recibir el castigo al que te has condenado.
  11. Perder el equilibro, para arriesgar a dar un paso y equilibrarte de nuevo, con el objeto de perder otra vez el equilibrio y buscar otra vez el equilibrio. Al aceptar el riesgo, avanzas.
  12. Hay caídas irreversibles, que conviene aceptar para no prolongar el tormento de una recuperación condenada al fracaso. El optimista se dice: “Quizás no sea ésta”.
  13. Tropiezo y a continuación recupero, no sin esfuerzo, el equilibrio. Cometo errores que una vez advertidos y acallado el enojo que me suscitaron, analizo. Me detengo a cada rato, no para morir, sino para cobrar fuerzas.
  14. La tentación de echarte a morir, no te resulta desconocida. Solo algo te impide refugiarte en ese puerto seguro: el deseo de poner fin tanto esfuerzo inútil es demasiado intenso.
  15. En medio de la ofuscación más completa me digo: grandísimo idiota ¿qué estás haciendo? Hablo de mí, me hablo a mí, sin mucha consideración, como si le hablara a otro. Gracias a la distancia que la palabra instala, recupero al ser pensante que intenta controlar sus actos.
  16. ¿Por qué no dejarse caer, para no levantarse más? Descansar, descansar finalmente, después de haberte forzado a mantenerte en pie gran parte de su vida. Esa tentación, que mil veces dejaste lado, no ha desaparecido. Regresa, cada vez más seductora.

    Samuel Beckett

    Samuel Beckett

  17. En momentos difíciles te has obligado a ponerte de pie, aunque lo más adecuado a tu situación hubiera sido continuar tendido. Esperar que avanzaras, era exigirte una hazaña fuera de tus posibilidades.
  18. Caer, caer, caer hasta no pensar en nada más. No es un estilo de vida, cuya estupidez no hace falta señalar, sino un punto de llegada, tras el cual resulta imposible continuar esta cadena de errores.

Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor. (Samuel Beckett)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: