Estrategias de supervivencia

  1. Represión policial

    Represión policial

    Día tras día me digo: intentaré salir adelante. No resulta improbable que de algún modo lo consiga. Cuando miro más lejos, sé que cualquier proyecto se encuentra condenado de antemano, pero a continuación, gracias a una decisión que me cuesta afrontar, porque sin duda es absurda, olvido ese final para no quedar inmovilizado.

  2. Admiraba a quienes parecían no tener que realizar el menor esfuerzo para salir adelante en sus dificultades. Hoy comprende que tanta serenidad era el producto inevitable de su limitada capacidad para observarlos mejor.
  3. No se puede vivir teniendo todo el tiempo la muerte por delante. Tampoco se vive más, ni mejor, porque se le dé la espalda.
  4. No soy miope al concentrarme en mis compromisos de ahora. Me obligo a ver lo inmediato, a resolver los problemas reales que me aguardan, para no hundirme en el pánico.
  5. Siempre está la posibilidad de escapar. No digo que resulte exitosa, no digo que no cueste. En el mejor de los casos, es una puerta de emergencia que permanece clausurada por mí, que yo podría abrir pero que dejo tal como está.

    Nelson Mandela

    Nelson Mandela

  6. Puedes controlar el miedo por un rato. Para los demás, eres valiente y al simularlo con tanto esfuerzo, los obligas a mantener una serenidad que refuerza tu ficción.
  7. El miedo tiene una ventaja: te concentra en la tarea de eludir las amenazas que lo despertaron. Una de sus muchas desventajas es que no desaparece cuando la amenaza deja de existir, y entonces te controla.
  8. Todo tendrá sentido en tu vida, al menos por un rato, decidiste hace tiempo. Quizás un poco más allá, el equilibrio penosamente logrado entre orden y azar se derrumbe. ¿No es acaso inevitable el caos? Tu voluntad de crear sentido, es apenas una alteración que no deja huellas en el universo.
  9. Sigues adelante, porque te has acostumbrado a continuar moviéndote, incluso en los momentos en que cada paso requiere un esfuerzo que no estás en condiciones de afrontar. Detenerte sería más difícil aún.
  10. Te obligas a mirar el horizonte y eso te devuelve la sensatez. Dejas de pensar en ti como el centro del universo y todo se proporciona. Todo lo que puede pasarte es que no seas eterno. ¿Acaso te sorprende?
  11. ¿Hubo un momento en que vivir consistía en abandonarse a un impulso del que no te preguntabas si resultaría suficiente para llegar a alguna parte? Eso quedó atrás, te obligan a reconocer. Hoy eres responsable de todo lo que haces, te guste o no.

    Cementerio Monumental de Staglieno (Génova)

    Cementerio Monumental de Staglieno (Génova)

  12. Llevo conmigo el recordatorio de que todos mis intentos de derrotar a la muerte fracasarán. Periódicamente se me olvida lo que aprendí. Eso me mantiene en movimiento, haciendo como si la muerte no existiera.
  13. Pienso, luego me equivoco al dar por supuesto que la realidad coincide con las tontas imágenes que me hago de ella. El duelo se renueva casi todos los días.
  14. No tengo la mejor imagen de mí. A pesar de ello, me exijo como si debiera dar más de lo que probablemente me está permitido dar. Tal vez así averigüe lo que soy capaz.
  15. Se esfuerza por estar a la altura de la imagen de sí que llegó a crear. Le cuesta demasiado, pero de algún modo lo consigue. Eso es muy poco y sin embargo, también es lo más parecido a la felicidad que le es dado conocer.
  16. Se avergüenza de la imagen de sí que llegó a crear. No valía la pena intentarlo, sabe hoy. Ahora esa imagen no le pertenece y debe resignarse a cargarla como una cruz que lo conducirá al final de un camino que no estaba marcado, hasta que se empeñó en seguirlo.
  17. Desesperar es un impulso fácil, cómodo y probablemente no conduce demasiado lejos. El desesperado se mueve como un perro que intenta atrapar su cola. No lo conseguirá, y si por casualidad tuviera éxito, de todos modos no atraparía nada.
  18. ¡Qué bueno es aguardar el fin del mundo y una vez llegado el plazo, que nada pase! Mejor aún, que el fin del mundo, cuando suceda, ocurra sin dar aviso. Puesto que nosotros, los humanos que tenemos conciencia del riesgo, no lo vamos a evitar, ¿para qué sufrir imaginándolo?
  19. Algunos se preparan para la inmediatez de una catástrofe universal, con tal de no imaginar su propio fin, bastante más modesto, que de acuerdo a las evidencias, todavía puede ser alterado.
  20. Puedes ver el pasado sin rencor ni nostalgia. Tal vez algo hayas aprendido del error y la distracción. Eres el mismo y a la vez observas tu experiencia como si fuera otro.
  21. Nunca morirás. Cuando lo planteo, sabes que has planteado una estupidez imposible de aceptar, lo que no impide que vivas como si al no decirlo se convirtiera en una verdad incontrovertible.
  22. La tersura de la piel es hoy cosa del pasado. La flexibilidad de los movimientos, también. La ingenuidad de las expectativas que alimentabas, no son las que te definen. Eres el mismo, si se atiende a tus documentos, y sin embargo es otra tu actitud. Algo aprendiste u olvidaste. No sabes si lamentarlo o celebrarlo.
  23. Decides que hoy puede ser el último de tus días. Perderás oportunidades si te refugias en la memoria o la imaginación. Cualquier demora puede resultar fatal. Cualquier apremio carece de sentido.

    James Ensor: Nosotros somos quienes somos

    James Ensor: Nosotros somos quienes somos

  24. Afrontas con suficiente coraje la idea de morir hoy mismo. Te aterra imaginar que morirás dentro de veinte años.
  25. La inteligencia suele ser demasiado frágil para sobrevivir sin daño en este mundo en el que se encuentra en desventaja, mientras la estupidez se impone por doquier, sin el menor esfuerzo de su parte, por simple descuido de aquellos que hubieran podido detenerla y casi siempre se encuentran mirando para otro lado, cuando les corresponde tomar partido.
  26. ¿Quién era aquel que fuiste hace tiempo, cuando no habías logrado el aprendizaje, que no solo buscándolo, sino hasta sin darte cuenta, llegaste a acumular en el camino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: