Amiguismo, mafias y otras complicidades

19 abril 2011
  1. Hooligans: amistades agresivas

    Mi padre se consideraba amigo de cualquier desconocido que aparentara escucharlo y todavía no lo hubiera defraudado (como de todos modos ocurría), mientras negaba su confianza a quienes por motivos evidentes se encontraban más cerca de él, desde toda la vida y no habrían de abandonarlo, pero por algún motivo difícil de entender hubieran suscitado su enojo. Cuando el buen criterio falla, la desdicha es inevitable.

  2. Los idealistas tienen amigos que para su desconsuelo, tarde o temprano los traicionan. Los pragmáticos buscan amigos a los que utilizan para lograr sus fines y los abandonan cuando ya no les sirven. Hay que decidir si uno pertenece a una categoría u otra. Lee el resto de esta entrada »