Después de todo, yo

24 julio 2010
  1. Cuando era joven, confiaba disfrutar en el futuro la gloria de ser yo. Ahora que envejecí viendo mis límites, me resigno con esfuerzo a la miseria de ser yo.

    René Magritte: El Falso Espejo

  2. El duelo de ser yo se ha prolongado tantos años, que se ha vuelto una costumbre, como el caminar o lavarse los dientes. Definitivamente, nunca seré otro, a pesar de mis esfuerzos, y en buena hora no me ilusiono acerca de la posibilidad de ser otro.
  3. Yo seré algún día nadie, pero lo más probable es que no me encuentre disponible para disfrutarlo. Me queda el consuelo de imaginar ese alivio. Lee el resto de esta entrada »

Alegrías disponibles

9 julio 2010

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde; como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una. (Voltaire)

La alegría consiste en tener salud y la mollera vacía. (Antonio Machado)

¿Por qué nos alegramos en las bodas y nos entristecemos en los velorios? Porque no somos la persona involucrada. (Mark Twain)

Nada contribuye tanto a la tranquilidad del alma, como el no tener ninguna opinión. (Georg Lichtenberg)

Pablo Picasso: La Alegría de Vivir

  1. Alegrarse de la felicidad ajena no puede ser una quimera, que la gente sensata relega al rincón de las buenas intenciones (para que se quedan solo en eso). Hay que aprender a disfrutar con otros, de a poco, sin hacerse demasiadas expectativas, porque se trata de una habilidad a punto de extinguirse. Me alegro contigo. Soy capaz de compartir lo mejor de ti, sin perder el sueño pensando en cómo despojarte de lo que admiro, para mi exclusivo disfrute.
  2. Esta es una solemne decisión: me capacitaré con la misma paciencia que suelo poner en la capacitación de otros, para descubrir la alegría que existe, a pesar de que me adiestraron para la vecindad del desaliento. Ahora viene lo más difícil: me adiestraré para percibir en el dolor que se impone, la poca o mucha felicidad que me esté reservada. Lee el resto de esta entrada »