Navegaciones al garete

Ir o irse al garete: estar un buque a merced del viento o de las corrientes. (José María de Pereda: Sutileza)

  1. Cambio sin darme cuenta de lo que me pasa, por lo tanto existo, de una manera elemental que suele humillarme cuando la evidencia logra imponerse a mi habitual distracción.
  2. Poner en evidencia lo peor de los demás, no es motivo para que nadie se alegre demasiado, pero al mismo constituye cualquier cosa menos una sorpresa.
  3. Creo que muchos de mis conocidos son mejor de lo que razonablemente pueden ser. Esta es una fe laica más exigente que la religiosa, porque ni siquiera incluye amenazas contra los infractores, solo mi alejamiento prudente de aquellos que me decepcionan.
  4. La bondad ajena suele incomodar a mucha gente, porque genera comparaciones que rara vez uno está en condiciones de aceptar sin temor a salir mal parado. La mezquindad, en cambio, se contagia instantáneamente.
  5. Hay quienes no toleran la mera eventualidad de haberse equivocado. Pedir disculpas sería para ellos algo parecido a la decapitación.  Aceptar que los otros puedan no estar equivocados, constituye una humillación inaceptable. Cuando se comportan de manera indigna, podrían afirmar que lo hacen en defensa propia.
  6. Ahora o nunca es una falsa disyuntiva. Muchas oportunidades habrán de repetirse una vez tras otra y quizás no las reconozcamos como tales, mientras el juicio a destiempo regresará para informarnos cuán equivocados estuvimos.
  7. Síndrome del chivo expiatorio: otro (nunca yo) debe saldar las deudas que contraje y me reclaman. Otro (nunca yo) debe apartar de mí la responsabilidad que rechazo, en la confianza de que Dios no se constituya en mi juez, porque es mi cómplice
  8. Hay muchas formas de informarle a alguien que está de más y debe apartarse del territorio que se había ganado con su esfuerzo. Menos cruel resultaría el asesinato, que es la misma cosa, pero sucede una sola vez.
  9. El acuerdo entre mentirosos resulta más efectivo que cualquier demostración de la verdad.
  10. Matar a cualquiera que se nos cruza en el camino, es una actividad bastante fácil. Edipo lo ha demostrado. Permanecer indemne a la responsabilidad del crimen, es otra cosa.
  11. Crear puede ser más fácil de lo que parece, puesto que ocurre hasta por descuido, pero los estériles se empecinan en ignorarlo.
  12. Uno busca sin demasiada certeza, algo que justifique tanto esfuerzo, olvidando mientras tanto que no es la primera vez que lo ha intentado, para decepcionarse a continuación. ¡Bienvenida la desmemoria, que renueva el sentido de la vida!
  13. Ser breve no es una virtud, sino la pretensión de dejar a los demás pensando más tiempo del habitual, fascinados por lo poco que acabas de decirles. ¿No te avergüenzas?
  14. Los aforismos tratan de capturar el sentido escurridizo con una red incapaz de atrapar sistemas demasiado complejos.
  15. La satisfacción que deja elaborar un aforismo es haber trabajado muy poco para traerlo al mundo, y no obstante, encontrarse impedido de volver atrás.
  16. Desarrollar una idea nueva no requiere demasiada habilidad. El problema es aceptar que existen otros seres humanos con quienes tendría que compartirla para que se desarrolle.
  17. No es malo soñar, pero también hay que aprender a despertarse antes de que resulte imposible.
  18. No es malo ni fácil despertar del engaño, pero tampoco tiene mucho sentido el intento de permanecer despierto todo el tiempo.
  19. La codicia nunca se sacia. Más obtiene, mayor es el riesgo de perderlo, y por lo tanto un renovado esfuerzo demanda para evitar que el sistema se desarticule para siempre.
  20. La verdadera legitimidad nace del acuerdo, nunca del decreto.
  21. La sutileza y constancia del paranoico son admirables. La demora en escapar del capullo que ha tejido con sus propias manos, desde el interior, hasta quedar sin aire para respirar, es lo único que lo diferencia de un artista exitoso.
  22. Consideras que te robaron aquello que te pertenecía y es inútil responder con otra agresión parecida, quejarte o reclamar justicia, porque no serás oído o te dirán que haces el ridículo. Con toda seguridad, el ladrón tenía bastante menos que tú.
  23. Hay un robo imposible: robar ideas. Unas mueren apenas ejecutado el despojo por manos ineptas, mientras otras florecen de tal modo en las manos ajenas, que cualquiera se pregunta si hacía falta robarlas.
  24. No consideras que robaste nada al robar una idea. Solo tomaste prestado aquello que te hacía falta, de alguien culpable de la ofensa mortal de haberlo puesto a tu alcance, con el avieso propósito de tentarte. Pues bien, ocurrió lo previsible. El despojo debe servirle de lección, a pesar de lo cual no esperas que te lo agradezca, ni que aplauda tu correcto sentido de la oportunidad
  25. Olvida las ofensas o al menos intenta simular que no te han hecho mella, para que puedas cobrártelas algún día o (lo que todavía mejor) para que dejen importante.
  26. Te pasaron a llevar, te humillaron, ignoraron tu existencia. Después de todo esto, que tanto dolor causó, comprendes que tus enemigos fracasaron, porque hubieran debido matarte para evitar que te recuperes de las heridas y vuelvas a convertirte en un problema.
  27. No tengo nada que decirte en este momento. Ninguna pregunta, ningún reproche, ningún nuevo argumento para lo que ya está de sobra dicho. Hemos llegado a lo más parecido a un acuerdo: suspender el diálogo y también las agresiones. Pero de allí no pasan nuestras coincidencias.
  28. Cuando uno es hostigado, le brindan la oportunidad de librarse de pequeñeces y ampliar la imagen que tiene de sí mismo. ¿Tantas energías te dedican tus enemigos? ¿Tal importancia le conceden a tus obras? ¿Cómo puedes haberte convertido en una amenaza de tal gravedad para ellos?
  29. Ser flexible consiste en no atarse demasiado a las previsiones que has hecho, porque habitualmente se encuentran mal fundamentadas y no tardan en defraudarte. Algo habrá de ocurrir por tu intermedio y lo más probable es que hoy no tengas la menor idea de qué se trata. No obstante, hace tiempo que iniciaste los preparativos que te permitirán ser espontáneo cuando te toque actuar.
  30. Apartarse de lo actual, de lo urgente, permaneciendo disponible para la totalidad que con un poco de paciencia habrá de definirse.
  31. No esperes nunca lo mejor del futuro. Puede dársete y entonces te sentirás responsable de una serie de consecuencias indeseables que hoy ni siquiera sospechas.
  32. Disculpa las ofensas recibidas. No puedes atarte a las miserias de tus adversarios, para reclamarles que se arrepientan y te compensen por el daño que te causaron. Ellos se ven obligados a manifestar su superioridad de ese modo, porque si te dieran el lugar que te corresponde, entrarían en pánico.
  33. Elige un buen jefe, alguien que bajo situaciones normales no te impida ser tan bueno como él no sospecha ni tolera que tú seas. Se supone que él es quien te elige a ti, pero si te dejas llevar por la corriente, vas a terminar trabajando para uno que solo quiere deshacerse de ti, por motivos que ni él mismo conoce.
  34. Cultiva a tus superiores, por limitados que se revelen. Hay muchas maneras de intentarlo. Probablemente la peor es halagarlos para obtener su favor de inmediato y permitirles creer que el poder que detentan, les fue atribuido por Dios y carece de límites. Ellos van a sufrir las consecuencias de su error tarde o temprano, pero tú también, y con toda probabilidad, mucho antes.
  35. Nadie sabe nada cierto, pero algunos parecen convencidos de haber atrapado la verdad última, a pesar de lo escurridiza que suele ser. Una certeza parecida los hace felices, pero al mismo tiempo no los aparta de la decisión de impedir que otros intenten la misma hazaña por su cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: